Inicio / Blog / 5 desayunos saludables para empezar el día

5 desayunos saludables para empezar el día

El desayuno era la comida del día más problemática en mi casa. Muchos nutricionistas dicen que un buen desayuno es muy importante para el desarrollo de nuestros hijos y que debería estar compuesto por leche, fruta e hidratos de carbono.

Si los niños desayunan mal, la consecuencia es que seguramente no tendrán todos los días la energía que necesitan. Bajo esta presión, todas las mañanas me esperaba la misma lucha con Martina: no tenía hambre. Cada día le daba una nueva opción para que comiese pero no daba resultado. Esto hacía que me cansara y que terminase tomando casi siempre un vaso de leche con galletas.

Hace poco conocí a una nutricionista que me dijo que no todos tenemos las mismas necesidades cuando nos levantamos. Algunas personas necesitan tener algo de actividad al comenzar el día antes de sentir hambre. Creo que éste debe ser el caso de mi peque y el mío es todo lo contrario, sin desayuno no arranco.

Como sé que esto es algo que nos pasa a muchas familias os cuento que he decidido cambiar el orden de las actividades que hacemos por las mañanas como aseo, vestirse, sacar a la perra… y he dejado para el final el desayuno. Esto supone levantarnos un poquito antes y dedicarle tiempo de calidad a disfrutar juntas de este momento. Si la peque no está muy receptiva y me asegura que no tiene hambre le preparo todo para llevar en su tartera porque sé que le apetecerá más tarde.

5 Ideas saludables para que el desayuno no sea aburrido y monótono:

– Leche de avena y fruta troceada con cereales.

En casa tomamos leche de Avena y las frutas no son problema para Martina porque le encantan, sobre todo la manzana. El problema son los cereales. Me encantaría que comiera muesli pero no le gusta. Así que compro los cereales más sanos que encuentro aunque no siempre es fácil ya que todos tienen un montón de azúcar. En vez de leche también se puede cambiar por algún tipo de yogurt que les guste.

-Leche de avena, galletas de avena con zanahoria y una fruta.

Las galletas de avena con zanahoria las hacemos nosotras. Al hacer sus propias galletas le hace ilusión comérselas. No se tarda mucho y si hacéis más cantidad os duran toda la semana, aunque con lo ricas que están os costará reservarlas sólo para el desayuno.

Os dejo la receta:

Ingredientes: 1/2 tazas de avena instantánea, 1/2 tazas de zanahorias ralladas, 1 taza de azúcar integral de caña, 1/2 taza de pasas, 1/2 taza de nueces picadas, 3/4 tazas de aceite vegetal, 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional), 1/4 taza de harina, 1/2 cucharadita de sal. Poner las zanahorias en un tazón y agregar agua hasta llenarlo. Agregar el azúcar y el aceite. Batir bien toda la mezcla. Traspasar a un recipiente mayor, agregar el resto de los ingredientes y mezclar enérgicamente. Dejar reposar por 10 minutos, hasta que absorba la humedad.

Poner por cucharadas en un molde aceitado, horneando a 180 grados por 20 a 25 minutos hasta dorar. Se pueden cambiar las nueces por almendras u otro fruto similar, así como las pasas, para obtener variantes.

-Vaso de leche de avena, tostada de pan integral con tomate rallado y zumo de naranja.

Este desayuno le encanta sobre todo si ella ralla su tomate y se hace su zumo. Martina no es muy de mermeladas pero puede ser una variante si a vuestros peques no les gusta el tomate.

-Vaso de leche de avena, tortitas de arroz integral y miel

Antes no le gustaban las tortitas de arroz y tampoco la miel, pero como en su cole se lo ponen le ha cogido el gusto. Siempre escogemos una miel de calidad para que no sea puro azúcar. Las tortitas dan mucho juego y se pueden combinar con frutas, pavo, mermeladas…

-Vaso de leche de avena, tostada con queso fresco y pavo y fruta.

A Martina le gusta mucho el queso fresco y hacerse rollitos de pavo. El pan le suele costar un poco más pero a veces se come un poquito. Podéis probar otros quesos que les gusten a vuestros peques.

-Smoothie de frutas

Este batido se lo suelo hacer cuando no tiene ganas de comer pero le apetece beber. La base es con leche de avena o con zumo de naranja y le añado la fruta que tengamos en casa. A veces le pongo también una cucharada de avena.

Todos estos desayunos ya los estoy poniendo en práctica y de momento están funcionando. Por supuesto nunca he obligado a comer a Martina y no lo voy a hacer, pero sé que el desayuno es importante y voy a ponerle ganas para que podamos disfrutarlo todos juntos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre Sandra

Comprueba también

Las mejores cocinitas de madera

Las cocinitas para mi son más que un juguete, son la máxima expresión del Juego …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *