Inicio / Blog / Des-bibe, destetar el biberón

Des-bibe, destetar el biberón

Des-bibe, se que no existe en la RAE pero no encuentro ningún texto o palabra que defina el proceso en el que nos encontramos David y yo. Me gustó esta palabra porque para nosotros es un destete pero ahora de biberón y por lo tanto me lo planteo de la misma manera.

Al nacer David y hasta los 9 meses pude dar teta. Digo pude porque fue hasta donde me dejaron.Hice todo lo posible por mantener la lactancia a pesar de todas las barreras que encontré en mi entorno.De esas barreras también me parece importante hablar hoy.

Recuerdo con tristeza salir por la mañana y besar a mi hijo dormido, volver del trabajo con las tetas como piedras, mientras un papá desesperado le daba bibi de mi leche, por que mi hijo está exhausto de tanto llorar, esperando algo que no llegaba.

Cuando después de la jornada de 12 o yo que sé cuantas horas mas un atasco monumental llegaba a casa, David ya estaba dormido. Recuerdo las tetas y el alma llenas de leche, tristeza e impotencia.

Los días pasaron sacándome leche en el baño o servicio médico de mi trabajo, nerviosa, con prisas por las mil cosas que tenía que hacer de trabajo o las mil reuniones que me esperaban.Otro día que iba a llegar tarde con la leche perdida en mi termo.
Así pasaron los días, meses, pasó demasiado tiempo y un día David ya no quiso más teta, sustituyó su necesidad de mamá y mamar por un biberón, cuando yo llegaba y me acostaba a su lado me metía su manita en mi pecho y bebía su bibi.

David por resignación se agarro a su biberón y hoy con 2 años y medio su bibi es su consuelo. Lo pide por la noche, cuando tiene sueño, cuando está contento, cuando algo le ha afectado y por supuesto si estoy cerca necesita tocar su tetita para sentir su calor.

Ahora que mi situación por suerte es muy diferente, y desde la distancia del tiempo tengo claro del sufrimiento de los dos en ese momento y como fué un destete forzoso, por eso tengo que hacer el des-bibe con el máximo respeto a mi hijo y su necesidad.

He buscado información y no he encontrado nada respecto al des- bibe y me cuesta creer que ninguna mamá que haya o dé biberón no se encuentre con una situación similar y quiera poder hacerlo de manera respetuosa.Poder ir eliminando tomas poco a poco y a ser posible que no haya sufrimiento por ninguna de las partes.

La verdad me sorprendió que nadie tuviera en cuenta este proceso, bueno todos menos María (gracias por ayudarme tanto).

Así que he comenzado con el mismo planteamiento que el destete, estoy volviendo a leer a Carlos González a Yolanda González en los capítulos que tratan el tema del destete y ahora estoy en proceso.

David pedía más de 5 veces biberones por las noches con su consecuente líquido que por supuesto supone un cambio de pañal en cada toma. Hemos ido eliminando alguna toma nocturna y sustituyendo por un poquito de agua cuando tiene sed y el mismo ya no las pide. Hemos pasado de 5 a 3, ya es un paso.

Por las mañanas pide uno y un vasito de leche, otro pasito. A lo largo de la mañana ya no lo pide, comencé a dejarle el bibi en una cajita y a decirle que cuando lo necesitara lo cogiera él, poco a poco a dejado de cogerlo.

Es maravilloso ver como muy poquito a poco vamos avanzando y sin sufrimientos. El resto de las tomas no me preocupan, estoy segura que de manera natural,el mismo irá eliminándolas, yo estaré allí para observar y acompañarle.

He querido contar mi experiencia, por si puede ayudar a alguna familia y sobre todo me encantaría que remueva conciencias. Que las intituciones acompañen a las mujeres y sus familias y no se produzcan más destetes involuntarios, más sufrimiento de los bebés,las mamás y parejas o entorno. Que se respeten los procesos de la infancia y la maternidad.

Me alegra ver que cada vez somos más mujeres, mamás y papás que luchamos por cambiar las cosas. Cada granito de arena cuenta.

¿Y a vosotras como os fue el des-tete o des-bibi?

Sobre Beatriz

Comprueba también

Beneficios Juego con agua y arena

Esta última semana he estado preparando un pequeño ambiente exterior que tengo en mi casa, …

2 comentarios

  1. Parece mentira pero siempre que leo estas historias se me hace un nudo en la garganta, yo he sido afortunada en ese aspecto les he dado a mis niños la teta hasta que hemos querido , no ha sido sencillo estar con un solo sueldo pero hemos tirado adelante, a mi ahora me toca volver al mundo real y engancharme a la vida laboral como pueda. Te recomiendo que lo tomes con calma entre mas crecen van probando mas cosas y van dejando atrás el biberón poco a poco , comprale vasitos divertidos . Tengo amigas que con 5 años aún les dan el desayuno en el biberón …

    • Muchas gracias por tus consejos Miriam!!!Enhorabuena por elegir sacrificar algunas cosas materiales por dar lo mejor a tus hijos, seguro que si es lo mejor para ellos es lo mejor para ti.Yo afortunadamente cambié de vida y ahora todo es de otro color.
      Lo del bibe no me agobia pero si que por las noches eran constantes los despertares,sobre todo el cambio de pañal constante porque me afectaba mucho en el sueño y estaba destrozada.Ahora que ya se ha normalizado, solo observo, acompaño y respeto sus procesos sin prisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *